Go to navigation Go to content
Toll-Free: 866-705-4617
Phone: 619-234-2833
The Turley & Mara Law Firm, APLC

Defectos en puertas corredizas automáticas

Defectos en puertas

Muchas casas, departamentos y/o asociaciones de propietarios de viviendas usan puertas corredizas automáticas por razones de seguridad. Lo que la mayoría de las personas no sabe es que las puertas corredizas automáticas son muy, muy peligrosas tanto para niños como para adultos. Niños y adultos pueden resultar lesionados de gravedad o fallecer si terminan atrapados en las puertas ya que cierran o abren automáticamente. Las lesiones pueden incluir cortadas, huesos rotos, lesiones cerebrales y amputaciones. Muchas puertas viejas no cuentan con dispositivos de detección o mecanismos de reversa para evitar los accidentes por aprisionamiento.

Las lesiones por aprisionamiento de puertas ocurren frecuentemente en niños. Hemos recibido documentos internos de Stanley que indican que Stanley Work ha notificado sobre docenas y docenas de consumidores que han terminado atrapados en sistemas de puertas corredizas Stanley. Stanley, como el resto de los fabricantes de puertas corredizas, cuenta con dispositivos de seguridad disponibles desde la década de los sesenta. Sin embargo, ha sido en los últimos años que los fabricantes de sistemas de puertas han informado a los consumidores sobre los riesgos y han colocado dispositivos anti-atrapamiento internos y externos en los sistemas de puertas corredizas.

Es necesario que sepa que los Sistemas Stanley tienen defectos y no cuentan con dispositivos anti-atrapamiento. Sin embargo, existen muchas otras marcas y modelos de puertas automáticas con defectos.

Entendemos que usted podría tener preguntas sobre demandas relacionadas con puertas automáticas y lesiones de puertas automáticas. Podemos ayudarlo para que recupere la tranquilidad. Póngase en contacto con nuestra oficina para hablar con un abogado especializado en puertas defectuosas.


Bill Turley
Cuando busco asesoría profesional, Quiero la verdad, sin evasivas. Me imagino que usted también.